miércoles, 28 de enero de 2015

CHINA Y SUS CEREZOS EN FLOR



Así ha amanecido el árbol de nuestra clase, seguro que ha sido cosa de Moli.
¿De qué árbol se trataría? No se parecía en nada al pohutukawa en el que se transformó cuando viajamos por Nueva Zelanda.
No fue muy dificil recordar dónde habíamos visto un árbol parecido.
Fue precisamente en la peli de Mulán que estamos viendo poquito a poco en clase, donde Mulán apenada por el desastre sufrido ante la la clase de perfectas novias que recibió, se senó bajo un cerezo en flor, allí su padre la consuela con una bonita frase.
La escena la podemos ver pinchando en la imagen de abajo sobre el minuto 12 ó pinchando en este ENLACE
"Porque las flores que han florecido bajo la adversidad son las más bellas de todas"
La referencia simbólica de la flor de cerezo en China difiere del concepto japonés donde también es muy popular. En China, la flor está asociada a la belleza y lo femenino. En conclusión simboliza poder y fortaleza. 
En el budismo la flor de cerezo y su breve florecimiento tiene un significado simbólico para los budistas. Se asocia con la temporalidad y el carácter pasajero de la belleza y la vida, pero también con el ciclo de trasformación de la vida, por lo que también se asocia al renacer.
Tanto nos ha gustado este cerezo en flor que nos hemos puesto manos a la obra para lograr un árbol aún más florido y de paso hacer un poquito de ejercicio con nuestros deditos.



  
Esta flor no solo se materializa en poemas y como nombre de la hija mujer, sino que también aparece su imagen en diseños artísticos, textiles, cerámicos y elementos domésticos, la madera del árbol es muy apreciado para la arquitectura en madera y para los instrumentos musicales. 

 



 



 
En Japón esta forma y color de esta especie han simbolizado por siglos la pureza, sencillez y lealtad. Se compara la floración al punto máximo con el espíritu guerrero en plena batalla por el país y la efímera vida de esta flor y su modo de ir desapareciendo del paisaje en un lento caer de los pétalos, se compara a la vida del guerrero que cae luego de luchar por su país. 

FUENTE En Japón, la admiración nacional por éste árbol aún perdura, y es materializado en eventos locales denominados “Hanami” (observar la floración) que consiste en reunirse bajo las arboledas florecidas y sobre unas esteras tendidas en el pasto se festeja comiendo, bebiendo y danzando ya sea en familia o entre conocidos. Esta costumbre tiene sus comienzos en recitos imperiales en la era Heian (año 794 d.C.)

3 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad de árbol, Gracia! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que artista, menudo árbol . Estoy atenta a todo que el curso que viene me tocan los mismos temas. Un besico

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla! Me quedo impresionada, que cosa tan bonita! Menuda suerte los peques, un cerezo en medio de la clase:-) Un beso Gracia.

    ResponderEliminar