viernes, 23 de noviembre de 2012

CON MOLI DESCUBRIMOS A LOS OSOS POLARES

¿Recordáis cuando estudiamos los animales de Nueva Zelanda? El que más nos llamó la atención fue el Kiwi. Pues algo parecido nos ha pasado con el Polo Norte, el animal que más nos ha llamado la atención es el gran oso blanco.
Hemos aprendido un montón de cosas sobre él, entre otras cosas hemos aprendido:
. Que en realidad su piel es negra y que su pelaje es hueco y no precisamente blanco.
. Que tienen un olfato muy desarrollado y huelen a sus presas desde distancias enormes.
. Que son excelentes nadadores , en cambio caminando son algo torpones.
. Que las osas suelen tener casi siempre dos crías gemelas.
. Que su comida preferida son las focas.
. Que no son tan fieros ni agresivos, incluso hemos visto un vídeo donde conviven con perros esquimales.

Pero sobre todo, nos hemos puesto muy tristes cuando nos hemos enterado que corren el peligro de desaparecer. Cada vez tienen menos alimentos, han sido cazados indiscriminadamente y para colmo , con eso del calentamiento global del que hemos aprendido un poco,  que está haciendo que las aguas donde viven estén cada vez más contaminadas, y mucho peor que el hielo está desapareciendo ,hasta el punto que muchos  osos mueren ahogados después de nadar kilómetros y kilómetros.
Aquí podemos ver algunos de los vídeos que hemos visto en clase.














Con toda esta triste historia nos acordamos del  árbol pohutukawa de Nueva Zelanda y cómo intentamos incluso plantar en nuestro cole uno para ayudar a que no desaparecieran. Nos preguntamos qué podíamos hacer nosotros para ayudar a que nuestros osos no desaparezcan. No es plan de traer un oso a nuestro cole, pero sí podemos mostrar nuestro rechazo ante su caza y mucho más cuando su destino es fabricar bonitos abrigos,¡ con lo chulis que son los que hay en las tiendas hoy en día!.
Pero sobre todo hemos aprendido que en eso del calentamiento global todos somos un poquito culpables y que hay un montón de cosas que si están en nuestras  manos hacer desde muy pequeñitos . Podemos empezar desde reciclando todas las basuras que generamos hasta cuidar el uso que hacemos del agua .En el cole ya cada vez que nos dejamos el grifo abierto nos acordamos de los pobres osos.Así, cuando seamos mayores estaremos más preparados para concienciarnos de no abusar de los coches, ahorrar en energía eléctrica y un sinfín de cosas más.

En estos días en el rincón del Polo Norte hemos jugado con los osos que hemos ido llevando a clase, hemos aprendido como cazan, qué comen, que las mamás osas tienen gemelos,…. También hemos visto como los cazaban con unas escopetas camufladas, pero eso nos ha indignado tanto que en nuestros juegos hemos decidido proteger entre todos a los osos y hemos convenciendo a los cazadores para que dejen de hacerlo.
Y no sólo eso, todos al final nos hemos constituido en una Asociación “Amigos del oso polar”.
CLASIFICAMOS NUESTROS OSOS POR TAMAÑOS, LOS CONTAMOS....   NADA MÁS Y NADA MENOS QUE SIETE, COMO LOS DÍAS DE LA SEMANA Y ASÍ BAUTIZAMOS A CADA UNO DE ELLOS, LUNES, MARTES....
 ¿QUÉ COMEN?
 TIENEN UN OLFATO EXCELENTE Y LEVANTAN LA NARIZ PARA OLER A SUS PRESAS
 CÓMO CAZAN: PRIMERO OLFATEAN
 CUANDO VEN A SU PRESA BAJO EL HIELO LEVANTAN SUS ZARPAS DELANTERAS MUY ARRIBA IMPULSÁNDOSE PARA...
 HACER UN AGUJERO EN EL HIELO

Y A NADAR BAJO EL HIELO SE HA DICHO Y BUSCAR  SU ALMUERZO 

 BINGO.....
 MAMÁ OSA ENSEÑA A CAZAR A SUS DOS CACHORROS



 CALENTAMIENTO GLOBAL: ICEBERG GRANDE
 ICEBERG MEDIANO
 ICEBERG PEQUEÑO, PEQUEÑO...
 NUESTRO OSO NO CABE EN ÉL
 ¡NO A LA CAZERIA!, MIRA NUESTRA OSITA CON SUS DOS GEMELOS
 HAY MUCHA GENTE QUE LE GUSTARÍA LUCIR SU PIEL EN UN ABRIGO
 Y  HAY CAZADORES DISPUESTOS A CAZAR AL OSO PARA CONSEGUIR SU PIEL POR MUCHO DINERO. SI HASTA SE CAMUFLAN Y TODO
 PERO ESO NO NOS GUSTA PARA NADA, MENUDAS CARAS DE ENFADO  SE NOS PONE
TENDREMOS QUE HACER ALGO
 ¿QUÉ HACEMOS?

 LO PROTEGEREMOS ENTRE TODOS
 TODOS, TODOS, TODOS....
 HASTA LOS CAZADORES ¡MENOS MAL, SABIA DECISIÓN!
 MUCHO MEJOR ¡FELICIDADES!
Papá, mamá si te gustan tanto los osos como a nosotros aquí puedes seguir informándote y después podemos jugar un ratito al juego de Wumpa que la seño ha colocado al principio de la columna de la derecha.En este juego no podía faltar un personaje ¿sabes quién?. Claro está, nuestro oso polar.

LOCALIZACIÓN

Los osos polares viven sólo donde hace mucho frío, alrededor de la región  Ártica. La única excepción son aquellos que viven en cautiverio en zoológicos de todo el mundo. Ellos han sido capaces de adaptarse muy bien a un clima más cálido en esos lugares. Es por eso que muchos expertos creen que fueron aislados al Ártico hace millones de años debido a los cambios ambientales, en vez de estar ahí por necesidad.

CARACTERÍSTICAS

Presenta un perfil más alargado que el de otros osos y las patas más desarrolladas, tanto para caminar como para nadar largas distancias. Las orejas y la cola son muy reducidas, para mantener mejor el calor corporal, al igual que en muchos otros mamíferos árticos. De hecho, los osos polares tienen más problemas con el sobrecalentamiento que por el frío.En esto también colaboran una gruesa capa de grasa subcutánea y un denso pelaje, que en realidad no es blanco, sino translúcido, formado por miles de pelos huecos (que al estar llenos de aire, son un buen aislante térmico). Bajo el pelaje se encuentra la piel, que es negra para atraer mejor la radiación solar y aumentar así el calor corporal. La luz ordinaria se refleja sobre el pelaje, generando normalmente la falsa sensación de blancura. No obstante, en determinados momentos y lugares puede verse amarillenta o incluso parda clara.
Las patas del oso polar están cubiertas de pelo y con pequeñas protuberancias llamadas papilas para evitar que se deslicen en el hielo. Su sentido del olfato es poderoso para la detección de las focas. Y sus poderosas garras pueden sacar una foca de 40-90 kg (150-200 libras del agua.
Los machos adultos alcanzan normalmente pesos de entre 350 y 680kg aunque se conocen ejemplares excepcionalmente grandes que alcanzaron o incluso superaron los 1000 kgLas hembras suelen pesar alrededor de la mitad;[]sin embargo, en el tiempo en el que acumulan grasa antes de dar a luz, pueden pesar entre 350 y 500 kg. Los machos pueden medir hasta 2,6 m de largo, mientras que las hembras rondan los 2 m
. En la naturaleza, los osos polares viven un promedio de 15 a 18 años, aunque los biólogos han marcado unos pocos osos en sus 30 años de edad. En cautiverio, pueden vivir hasta mediados de los 30 años de edad. Debby, un oso de zoológico en Canadá, vivió hasta los 42.
 Son animales muy inteligentes y hacen lo que deben para poder sobrevivir. Tienen la habilidad de desacelerar su ritmo cardíaco en lugar de hibernación como otros tipos de osos. También tienen la capacidad de vivir de sus reservas de grasa como lo hacen las focas y las ballenas.

ALIMENTACIÓN

El oso polar, rey del ártico, se alimenta de todos los animales árticos excepto zorros y lobos. A pesar de todo sus favoritas son las crías de focas y renos (que son mucho más escasos que los primeros) y llegan a comer unos 30 kilos de comida al día, y los cachorros 1 kilo. Los osos no toman agua, ya que en su ambiente es salada y ácida. Sacan los fluidos que necesitan de la sangre de sus presas.
Los osos polares mantienen el equilibrio de naturaleza mediante la prevención de una sobrepoblación de focas.

REPRODUCCIÓN

Un oso polar hembra sólo se reproduce una vez cada tres años, esto es una preocupación y una razón para un número bajo de crías. Por lo general ella dará a luz a un conjunto de 2 cachorros y los cuidará durante 2 años y medio. Las osas polares que están embarazadas son los únicos que hibernan. Sus crías nacen mientras que están hibernando, y con el instinto son capaces de llegar por su cuenta a la fuente de la leche de la madre.
Ellos permanecerán en la guarida con su madre durante varios meses antes de que emerjan al mundo exterior. Existen muchas amenazas para los osos polares jóvenes, y más de la mitad de ellos morirá en el primer año de vida.

ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Tradicionalmente, los osos polares fueron cazados por los esquimales y otros pueblos árticos, por su carne y piel, evitando ingerir el hígado, que por contener niveles extremadamente altos de retinol (forma de Vitamina A)consumirlo resulta peligroso para el ser humano.
 Los colonos europeos comenzaron a matarlos también por deporte y para evitar sus incursiones en los poblados, donde podían robar comida o atacar a los animales domésticos. En raras ocasiones se dieron ataques contra humanos, aunque la gran mayoría de éstos fue obra de animales heridos previamente por los propios hombres
.La UICN considera que el número de osos polares se ha reducido en al menos un 30% en los últimos 45 años. Para 2008 la población se calculaba entre 20.000 y 25.000 individuos.
 Hasta hace algunos años, los osos polares se cazaban desde embarcaciones de motor, avionetas e incluso helicópteros Esta caza masiva puso la especie al borde de la extinción, por lo que acabó prohibiéndose en ciertos países como Rusia o Noruega y regulándose en los demás, en Canadá país que presenta la mayor parte de la población mundial de osos polares se permite a los inuit cazar un cierto número de ejemplares. Recientemente Rusia prohíbe totalmente la caza de osos polares en su territorio. También se persigue el uso de cebos envenenados para matar a los osos
.Las amenazas más modernas las constituyen la acumulación de contaminantes en el hielo y atmósfera árticos y el calentamiento que está afectando su ecosistema. Según estudios canadienses el hielo de las zonas habitadas por estos animales se está derritiendo hasta tres semanas antes que en la década de 1970 obligando al oso a retirarse a tierra firme sin haber completado sus reservas de grasa, que pierden durante el verano y el otoño en forma tan crítica que afecta la capacidad de las hembras para quedar preñadas y minan su capacidad de producir leche para alimentar a sus crías. Esto ha provocado una caída del 15% en la tasa de nacimientos. Gran número de ejemplares mueren ahogados exhaustos después de recorrer largas distancias sin encontrar ni alimento ni hielo donde refugiarse. Algunos ejemplares se acercan a áreas habitadas, donde roban pescado puesto a secar o rebuscan en la basura. En Manitoba se ha llegado a ver individuos alimentándose de aceite de motor y grasa abandonada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario